ENCUENTRAN EN EL BOSQUE BEBÉ TIRADA MUERTA DE HAMBRE, ENTONCES UNA OFICIAL LEVANTO SU CAMISA…

Cuando se es madre, uno lo es por toda la vida.

Da igual cuán grande estén nuestros hijos, ellos siempre van a seguir siendo nuestros niños. Y sucede que las expresiones que acostumbran decir sobre los padres son muy ciertas: el trabajo de un padre nunca acaba.

Si tú tienes hijos, vas a saber realmente bien a que nos estamos encontramos refiriendo con este suceso. Aun si tienes hijos mayores e independientes, van a seguir siendo tus hijos. Y aunque es verdad que por el momento no tienes el control total sobre ellos, aun estas en la obligación de aconsejarlos.

Por eso es que dicen que el trabajo de un padre jamás acaba. Además, después de los hijos, vienen los nietos que, aunque no te tocará criarlos, vas a tener un papel protagónico en su crianza. Es de esta forma como la historia se reitera constantemente en relación a la educación y crianza de los chicos.

Pero el instinto de padre o madre no solo va a ser aplicable cuando se intente tus propios hijos. Este instinto además te apoyará a accionar con los hijos de otra gente. Fundamentalmente te vas a sentir impulsado a accionar cuando sepas que un pequeño indefenso está en riesgo. Eso es precisamente lo que se puede sentir en la historia que te presentamos hoy día.

ENCUENTRAN UNA NIÑA

Cierto día, Edinora salió a agarrar algunas frutas al bosque. Mientras recogía sus frutos, escuchó un llanto muy tierno que le dio escalofrío. Entonces, al arrimarse a los arbustos, se percató que había una niña recién nacida ahí. Al momento instó a la policía para que un oficial se encargara de la circunstancia y pusieran seguro a la niña recién nacido.

Inmediatamente llegó al lugar de los hechos la oficial Luisa Fernanda Urrea. Al inicio, le pareció que el llanto era producido por un gato. No obstante, al arrimarse a los arbustos, se percató que tenía que ver con una niña recién nacida. Parece ser, sus padres la habían abandonado solo horas luego de haber nacido. Esto lo concluyeron, ya que aún tenía parte de su cordón umbilical lleno de sangre.

Loading...

La niña lloraba desesperadamente, ya que se encontraba incómodo y se veia que tenia mucha hambre. Sus llantos eran imparables y aparentaba que no había nada que la calmara. Fue en ese instante cuando la oficial Luisa tomó la decisión de llevar a cabo algo que conmovió al planeta entero.

La oficial Luisa Fernanda solamente regresaba a su tarea como policía, ya que se encontraba de licencia médica después de haber dado a luz. Por eso, tenía la aptitud de amamantar a la niña. Pero cuando vio llorando a esta niña indefensa, no lo pensó 2 veces para llevar a cabo lo que logró.

LA OFICIAL ALIMENTA LA NIÑO RECIÉN NACIDO

La oficial se desabotonó la camisa, se alzó la remera, sacó uno de sus pechos y empezó a amamantar. En el instante la niña se tranquilizó y empezó a alimentarse como si estuviera con su madre. Este simple, pero heroico acto hizo que la oficial se gane el respeto y la aceptación de todos. Ahora, te vamos a dejar un video en el que tendrás la posibilidad de ver el tierno instante en el que la amamanta.

Por lo regular, la gente tiene malas vivencias con los oficiales de policía. En la internet sobran muchas historias en las que se les insulta y discrimina porque algunos abusan de su poder. No obstante, esta historia es todo lo opuesto. En ella podemos consultar que no todos los policías son pésimos. Aún existe oficiales (La mayoría) que se han ganado nuestra admiración y respeto.

¿Cómo viste la acción de esta oficial al amamantar la niña hambrienta? Si tu hubieras estado en su lugar ¿hubiera hecho tú lo mismo? ¿crees que esta historia es digna de ser compartida y divulgada a los 4 vientos?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *