Si haces esto en el patio de tu casa tendrás cientos de piña creciendo en la palma de tu mano

En la naturaleza podemos hallar

Todo lo que necesitamos para alimentarnos y mantenernos saludables. Ese es el caso de las frutas y verduras, que suelen ser muy buenas para mantenernos en salud.

Todos aquellos frutos que nos brinda la madre naturaleza son ricos en vitaminas y minerales. Como sabemos, gracias a ello podemos seguir con fuerzas y energías para realizar nuestras actividades.

Unas de las frutas que le encanta a casi todo el mundo es la piña. Esta rica fruta de sabor agridulce le hace la boca agua a quienquiera que la esté comiendo. La misma la podemos utilizar para comerla por si sola o acompañada. También la podemos usar para preparar ricas y refrescantes bebidas en días calurosos.

Lo mejor de la piña es que es una fruta muy fácil de conseguir. Al ir a cualquier supermercado, podemos comprar una a precio módico y sin ningún contratiempo. No obstante, existe una manera de tener piñas disponibles siempre que queramos sin tener que comprarlas. Este método consiste en cultivarla por nosotros mismos.

Tener una planta de piña es casa es sumamente sencillo y no es necesario mucho tiempo ni espacio. Si a ti te gustan las piñas y quisieras cultivarlas por ti mismo, entonces no te vayas a otro lugar. A continuación, te explicaremos cómo puedes cultivar una planta de piña en tu propia casa.

Cómo cultivar piña en casa

Para comenzar, necesitarás ir al supermercado a comprar una piña en buen estado. Asegúrate de escoger una que todavía tenga las hojas largas encimaconocido como corona. Si la piña no tiene la corona, no servirá para plantarla. Cuando consigas la piña, quitarás algunas de sus hojas de la parte inferior de la corona.

Loading...

Algo importante a la hora de seleccionar nuestra piña, es fijarnos que tenga un buen color o no se esté por dañar. Antes de plantarla, deberás dejar que esta parte se seque un poco. Inicialmente, bastará con una maceta que misa alrededor de 15 o 20 cm de diámetro. En ella plantarás tu corona con una buena mezcla de tierra a una profundidad de 3 centímetros.

Después de eso, lo que nos queda por hacer es regar la planta regularmente, sin llegar a ahogarla. A la piña no le gusta mucho el agua, por eso debes asegurarte que la tierra esté húmeda (Ni seca ni mojada). Luego de transcurrido alrededor de 3 meses, tu planta de piña comenzará a nacer. En ese momento es cuando debemos cambiar a una maceta de mayor tamaño.

Llegados a este punto, notarás que empiezan a salir nuevas hojas en el centro de la corona. Ahora debes cambiar tu piña a una maceta de entre 25 a 30 centímetros de diámetro. De esta manera, tendrá más espacio para seguir creciendo sin detenimiento. Luego de un tiempo, tendrás que volver a cambiar tu planta a una maceta de 18 litros y llevarla a tu jardín.

Paciencia y más paciencia

Para podre cultivar esta fruta, debemos tener mucha paciencia, ya que el proceso tarda entre 18 y 24 meses. Después de ese tiempo, podremos comenzar a cosechar piña en nuestro propio jardín. Entonces sabrás que consumes piñas de calidad, sin alteraciones químicas provocadas por el abono.

Como vemos, cultivar nuestra propia planta de piña es mucho más sencillo de lo que creemos. Solo necesitamos poner manos a la obra y conseguiremos resultados que valen la pena esperar. Te animamos a seguir estos consejos y a conseguir todos los beneficios de cultivar piña por ti mismo. También te animamos a compartir esta información en tus redes sociales con todos tus contactos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *