consejos para mantener en perfecto estado los muebles de la casa

El mantenimiento diario de nuestros muebles
Ya sean de madera o de otros materiales, hará que estos duren mucho más tiempo como nuevos

Si quieres que tus muebles se conserven en perfecto estado comienza por prestarles más atención.

Factores como el clima, tu rutina de limpieza en el hogar y elementos de aseo pueden estar influyendo para que se deterioren con más rapidez.

A continuación te daremos algunos consejos que te ayudarán a conservar tus muebles en excelente estado, sin importar de que material estén hechos.

La madera no resiste el calor sobre ella, por ende, inmediatamente pongas un vaso o cualquier recipiente caliente, se hará una mancha.

Por esto, si tu mesa de noche o comedor es de madera procura tener siempre a mano un posavasos o manteles individuales.

Algo muy destacable de este material es que, gracias a ser natural, su restauración no es tan complicada y tampoco exige un aspecto impecable.

 

2. Limpia a fondo

aspirar-el-sofá

Sobre todo con los muebles de tela, dedica un buen tiempo a aspirar los asientos y el respaldo, lo más profundo que puedas.

Esto para eliminar las pelusas y demás residuos que solo con pasar un trapo no vamos a abarcar.

3. Retira de inmediato las manchas

Si derramaste un líquido o cualquier cosa sobre los muebles, limpia de inmediato.

Entre más te demores en quitar una mancha, esta más se impregnará.

  • Limpia con un pañuelo o trapo limpio apoyándolo y haciendo presión sobre la mancha.
  • No restriegues, ya que así la mancha se esparcirá aún más.

4. Muebles lejos del sol

mueble-descolorido

Tanto la madera como el cuero y otros elementos comunes para tapizar muebles pierden color y calidad o se pueden romper o agrietar al estar expuestos por mucho tiempo al sol.

Así pues, trata de ubicarlos en lugares donde no hagan contacto con los rayos UV.

5. Evita el amoniaco

Asegúrate de que los productos con los que limpias tus muebles no contengan amoniaco.

Este, con el tiempo, va quitándole brillo y alterando su color.

Aunque en el mercado existe un sinfín de productos para limpieza, que además contienen amoniaco, busca siempre lo más natural.

Loading...

6. Cubre los rasguños en muebles de madera

madera

La madera suele rayarse por el contacto con diferentes objetos, al cambiarla de sitio o si tienes mascotas o niños en casa.

No te preocupes, puedes cubrir estas imperfecciones de una manera muy rápida y económica.

Solo sigue estos pasos:

Procedimiento

  • En un trapo limpio unta un poco de aceite de bacalao.
  • Pasa el trapo sobre las zonas que tienen los desperfectos.
  • Deja actuar por unas horas y después, con otro trapo limpio, frota hasta sacarle brillo al mueble.

7. La limpieza diaria es indispensable

Oficios como aspirar, fregar o limpiar la cocina los hacemos casi todos los días.

Sin embargo, pocas veces dedicamos si quiera un minuto a pasar un trapo por los muebles.

Realmente solo te tomará unos segundos y nada más necesitarás un trapo seco y limpio para así eliminar el polvo y evitar que se deterioren.

Ya para los fines de semana o tus días libres sí procura dedicar un buen tiempo a limpiar, encerar y sacar brillo.

8. Vinagre de vino y aceite de oliva para brillar

brillar-madera

Con esta receta lograrás darle un mejor aspecto a tus muebles de madera, es bastante económica y de seguro tienes estos ingredientes en casa o es fácil de conseguir en tu supermercado más cercano.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de vino (10 ml)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

Preparación

  • Mezcla el aceite y el vinagre en una taza.
  • humedece un trapo de algodón en la mezcla.
  • Esparce uniformemente por el mueble al que le quieres dar brillo.
  • Deja actuar por una hora.

Gracias a sus propiedades conseguiremos que el vinagre limpie la madera, mientras que el aceite le sacará brillo.

9. No te olvides de las cortinas

limpiar-cortinas

Las cortinas son uno de los objetos que más polvo acumulan en el hogar.

Préstales también atención para que no se recarguen de suciedad y se la pase a los muebles.

Procura aspirar mínimo una vez cada 15 días (si es posible que la laves, mucho mejor).

Como puedes ver, el cuidado de los muebles es bastante sencillo.

Solo debes dedicarle un poco de tiempo, prevenir accidentes y tener en cuenta los anteriores consejos para que perduren como nuevos con el paso del tiempo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *